Superhéroes en la vida real ¿Cómo sería?

Estándar

Superhéroes. ¿Quién no ha disfrutado de sus hazañas en cómics, caricaturas y películas? ¿Quién no soñó desde niño con poseer poderes sobrehumanos, con volar, ver a través de las paredes, poder levantar automóviles con las manos?

Los superpoderes que caracterizan a muchos de nuestros héroes han sido y serán por siempre un buen motivo para soñar despiertos. Pero pocos nos preguntamos ¿cómo sería realmente tener un superpoder?

Muchos de los superpoderes requerirían para su funcionamiento de una natural superresistencia al mismo poder. Pongamos por caso, la superfuerza. ¿Qué sucedería si levantáramos un auto para rescatar a la víctima de un accidente? Plantearé de otro modo la pregunta: ¿Qué pasaría si estuviera usted de pie con un auto encima? Efectivamente, usted sería aplastado por una máquina que pesa más de una tonelada. Pero eso no sucedería, ya que mucho antes de levantar el vehículo hasta esa altura sus ligamentos habrían sido arancados de sus huesos por la tremenda fuerza de sus músculos.

De la misma forma, muchos de los superpoderes causarían graves daños al ser humano que los utilizara. La Antorcha Humana podría incinerarse, Cyclops perdería los párpados y Jean Gray se aplastaría contra el suelo al levantar un objeto pesado con la mente (segunda ley de Newton, a cada acción corresponde una reacción equivalente en la dirección opuesta).

Supongamos que somos inmunes a nuestro superpoder, como Superman que utiliza su invulnerabilidad para sobrevivir a su superfuerza. Ahora enfrentaremos los problemas técnicos que nos causaría nuestra habilidad especial.

Imagina que eres invisible. ¿Qué harías primero? ¿Entrar en el vestidor de damas para observarlas en su hábitat natural? De ninguna manera. Ya que tus cejas, pestañas, párpados e iris son invisibles tus retinas estarán recibiendo una cantidad inimaginable de luz, como si miraras a la fuente de luz del lugar fijamente. Pero eso no debe ser problema porque tus retinas al ser también invisibles no interactúan de forma alguna con la luz. En efecto, el hombre invisible sería también ciego.

¿Y si volaras? Podrías llegar rápidamente a cualquier lugar del mundo. Sólo ten a la mano el GPS, que es muy fácil perderse sin puntos de referencia alrededor. También abrígate bien, que las temperaturas en la estratósfera son extremadamente bajas. No olvides un tanque de oxígeno para respirar correctamente en la baja presión que hay a grandes alturas. Y por ningún motivo sobrevueles una base militar, es ilegal y serás derribado.

Ahora supongamos que puedes leer la mente de quienes te rodean. Necesitarás una autoestima de hierro para soportar la cantidad de críticas que todos tienen de ti. ¿Tu padre tiene fantasías homosexuales? ¿Tu novia se come los mocos? ¿Tus hermanos te desprecian? Todo lo sabrás y tendrás que vivir con ello.

¿Supervelocidad? En una carrera a una velocidad superior a la del sonido podrías, en efecto, correr sobre el agua. La inercia del agua la volvería para tus pies tan dura como una plancha de acero, una dura superficie contra la que chocarían con gran estrépito tus pies que reventarían como moscas en un parabrisas. Sin mencionar el rápido calentamiento y desgaste de tus articulaciones y la total incapacidad para frenar o cambiar de dirección a esa velocidad. ¿Mencioné ya que verías todo extremadametne borroso? Suponiendo que puedas abrir los ojos.

Sin duda habrá gran variedad de poderes menos peligrosos, como la superinteligencia, pero serán los menos vistosos, por lo que hablaremos de ellos en otra ocasión.

Y en un mundo poblado se superhéroes, seguro abundarían los poderes inútiles como la habilidad de moverse superlento, órganos internos invisibles, supersueño y cáncer (en verdad me pregunto cuántos mutantes desarrollarían cáncer antes que superpoderes).

Y a ti, ¿qué poder te gustaría tener? ¿Cómo lo usarías?

Foto: wikimedia.org

Anuncios